Tiroteo en una iglesia de California deja un muerto y cuatro heridos

Comparte esta noticia con tus contactos

Un hombre que abrió fuego durante una recepción de almuerzo en una iglesia del sur de California el domingo fue detenido por feligreses, según un oficial del alguacil que calificó su intervención como un acto de “heroísmo y valentía excepcionales”.

Una persona murió y otras cuatro resultaron gravemente heridas en el tiroteo de la tarde en la Iglesia Presbiteriana de Ginebra en la ciudad de Laguna Woods, dijeron funcionarios del Departamento del Sheriff del Condado de Orange.

El sospechoso del tiroteo, un hombre asiático de unos 60 años está bajo custodia y los agentes recuperaron dos pistolas en el lugar, dijo el subjefe de policía Jeff Hallock.

No se supo de inmediato el motivo del tiroteo, pero los investigadores no creen que el atacante viva en la comunidad, expresó Hallock.

Se creía que la mayoría de los que estaban dentro de la iglesia en ese momento eran de ascendencia taiwanesa. Entre 30 y 40 personas se reunieron para almorzar después de un servicio religioso matutino cuando estallaron disparos poco antes de la 1:30 p. m., indicaron las autoridades.



Cuando llegaron los agentes, los feligreses tenían al atacante atado y bajo custodia.

“Ese grupo de feligreses mostró lo que creemos que es un heroísmo y una valentía excepcionales al intervenir para detener al sospechoso. Sin duda, previnieron lesiones y muertes adicionales”, dijo Hallock. “Creo que es seguro decir que, si la gente no hubiera intervenido, podría haber sido mucho peor”.

Un hombre murió en el lugar y una quinta persona herida sufrió lesiones leves, explicaron las autoridades.Todas las víctimas eran adultos.

La recepción del almuerzo fue en honor a un ex pastor de una congregación taiwanesa que tiene servicios en Ginebra, según un comunicado del Presbiterio de Los Ranchos, un organismo administrativo de la iglesia.

Laguna Woods se construyó como una comunidad para personas mayores y luego se convirtió en una ciudad.

Más del 80% de los residentes de la ciudad de 18.000 habitantes a unos 80 kilómetros (50 millas) al sureste de Los Ángeles tienen al menos 65 años.

El incidente ocurrió en un área con un grupo de lugares de culto, incluidas las iglesias católica, luterana y metodista y una sinagoga judía.

El tiroteo se produjo un día después de que un hombre de 18 años matara a tiros a 10 personas en un supermercado en Buffalo, Nueva York.


Comparte esta noticia con tus contactos

Leave a Reply

Your email address will not be published.